Todo lo que debes saber acerca de los mandalas

¿Sabías que el mandala es una de las representaciones simbólicas más conocidas mundialmente? Tiene su origen en el budismo, por eso, lo más habitual es que lo encuentres en templos budistas. Si te fijas bien, sigue unos patrones geométricos con una simbología y un significado muy concreto. 

mandalas

Si quieres saber más acerca de esta representación que se usa como herramienta para la meditación, no dudes en seguir leyendo para descubrirlo.

¿Cuál es su significado?

En las religiones hindúes se trata de un diagrama simbólico que representa el universo, y cuyo nombre sánscrito significa “rueda o círculo”. Hoy en día se ha convertido en un término genérico designando a cualquier símbolo o patrón geométrico con formas cuadradas o circulares.

El conocido Carl Gustav Jung fue el médico psiquiatra, psicólogo y ensayista suizo que se encargó de insertar dicho término en el mundo occidental. Él manifestaba que cada mañana dibujaba un círculo en su cuaderno dependiendo de su situación interna, y así es como creó el propio mandala para analizar sus transformaciones psíquicas de día en día.

¿Cuál es la función de los mandalas?

Para los que profesan el budismo, esta herramienta sirve como meditación, consiguiendo así un estado de total tranquilidad, al poder dejar la mente en blanco. Entonces, la función principal es lograr el equilibrio espiritual y purificar el alma.

De todos modos, para ellos, la creación del mismo es más importante, por ser un camino en el que se enseña cuál es la vivencia de quien lo diseña. Esto también hace que surja una conexión entre el ser humano y la divinidad, ya sea en el momento de crearlo, visualizarlo o adornarlo.

Hoy en día, seguramente hayas visto que, cada vez más, puedes adquirir gran cantidad de libros y recopilaciones de mandalas en los establecimientos para pintarlos. Para muchas personas, sin importar la edad, sirve como terapia y relajación, con lo que se muestra como una afición totalmente saludable. 

¿Cuáles son sus beneficios?

La manera más fácil de conseguir los extraordinarios beneficios es coloreando este tipo de figuras geométricas, sea cual sea tu edad. A continuación te explicamos los 4 beneficios más importantes.

Más relajación

Colorear es una manera muy saludable de expresar lo que se siente, además de que divierte y relaja la mente. No hay un patrón que indique de qué forma se debe pintar, entonces el estrés por hacerlo correctamente desaparece para dar paso al gozo de la experiencia. 

Niveles más profundos de meditación

Muchas personas se ponen como meta conseguir dejar de merodear entre los pensamientos, los movimientos y las emociones, sin olvidar calmar la mente y el cuerpo. Una de las formas más interesantes para lograrlo es pintarlo desarrollando conciencia plena de cada situación.

Balance del cuerpo, la mente y el espíritu

Los colores tienen un efecto en el estado de ánimo de cada persona, según la psicología del color. Esto quiere decir que los colores que rodean a cada uno tienen un efecto en el tema de la concentración, las emociones, las funciones sexuales y los patrones del sueño.

Desarrollar la creatividad coloreando mandalas

Una de las cosas más importantes es desarrollar la creatividad, por eso hay que atreverse a jugar con los colores, los tonos y los contrastes. Cuantos más se pinten, mejores son las ideas, lo que aumenta la creatividad y ese lado artístico que a veces uno lleva en su interior.

Formas y significados de los mandalas

El significado de cada mandala depende de la forma, por eso se dice que no es una representación abstracta o simbólica de carácter neutro. No te detengas aquí y averigua cuál es el significado de cada uno.

– Círculo: significa lejanía, pero también está relacionado con la seguridad y el verdadero “yo”.

– Cuadrado: el equilibrio y la estabilidad.

– Triángulo: relacionado con el agua, la vitalidad y la transformación.

– Pentágono: la tierra, el fuego y el agua, además de la forma del cuerpo del ser humano.

– Hexágono: el equilibrio y la conexión de los contrarios.

– Espiral: las energías curativas.

– Corazón: su significado tiene que ver con la unión, el amor y la felicidad.

– Estrella: la libertad y la espiritualidad.

– Mariposa: vinculado con el cambio, la muerte y la renovación automática del alma. 

– Laberinto: el desconcierto, la reflexión y la búsqueda interior de uno mismo.

Colores y significados de los mandalas

Como ya hemos mencionado anteriormente, a la hora de pintarlo no hay un patrón específico que indique que colores se deben usar. Pero si te encuentras algunos ya elaborados, puedes averiguar su significado según los colores que se han empleado.

– Blanco: purificación, inocencia, optimismo y perfección.

– Negro: misterio, tristeza, muerte y desánimo.

– Verde: naturaleza, esperanza, libertad y equilibrio.

– Amarillo: simpatía, luz, optimismo e innovación. 

– Azul: paz, serenidad y fidelidad.

– Rojo: sensualidad, pasión, fuerza y deseo.

– Naranja: dinamismo, ternura y ambición.

– Rosado: altruismo, dulzura, delicadeza y amistad.

– Violeta: transformación, magia e inspiración.

– Gris: paciencia, orden, calma total y neutralidad.

Tipos de mandalas

Creer en la filosofía del mandala es igual a pensar que tiene que haber algo más allá de lo físico que, por lo tanto, no todo se reduce a lo tangible de las cosas. Debes saber que hay diferentes tipos y que cada uno de ellos posee características con un significado particular.

Mandala budista

Es el más conocido mundialmente por su profundo valor espiritual, ya que se usa para orientarse, iluminarse y saber guiarse espiritualmente hablando. Lo más característico es que tiene muchos colores y figuras geométricas al máximo detalle con lo que parece verse en 3D. 

Mandala azteca

Destaca por su diseño complejo y por ser muy valioso en términos de utilidad, además de vincularlo con la conexión que se forja con la naturaleza.  

Mandala aborigen

Es una representación creativa originaria de Australia y expresa lo que revela el inconsciente a través de los sueños, además de estar conectado con la naturaleza y el yo interior. 

Mandala cristiano

Equivale a lo medieval o gótico, ya que se representa en iglesias de ese estilo, además de hacer uso en decorados de piedra y madera vinculándolo con lo mundano y lo espiritual.

En definitiva, el mandala es un símbolo espiritual y ritual que sirve para realizar meditación y así, relajar la mente y el cuerpo. ¡No dudes en pintar alguno!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *